Translate

lunes, 5 de marzo de 2007

Hamburgo, más canales que Venecia y Amsterdam juntos

Septiembre 2005

Gracias a mi trabajo y en un Workshop de Alemania y Austria celebrado el mes anterior me había tocado un fin de semana completo en Hamburgo para dos personas, vuelo + hotel + bono de transporte para todo el fin de semana + city tour.

Así que llamé a mi amiga Paloma y allí que nos fuimos a comer bratwsburgs!!!

Desde el siglo XVI Hamburgo fue un puerto importante para la importación de bienes procedentes de las colonias españolas.

Hamburgo fue el primer estado europeo que reconoció, en 1826, la independencia de Latinoamérica. En la actualidad casi todos los países latinoamericanos tienen un consulado en Hamburgo.

En el siglo XIX el puerto de Hamburgo se convirtió en la puerta al mundo para millones de emigrantes. Aproximadamente 500.000 personas emigraron a Latinoamérica.

Con sus 1,7 millones de habitantes, la Ciudad Libre y Hanseática de Hamburgo es la segunda ciudad más grande de Alemania, y a la vez uno de los estados federados o länder de la República Federal de Alemania. Es decir, Hamburgo es a la vez ciudad y estado.




Con 30 metros cuadrados de superficie de vivienda por persona, Hamburgo tiene el promedio más alto de todas las grandes urbes del mundo. El 14 % del perímetro de la ciudad lo constituyen zonas verdes y de descanso.

Cuenta con 2302 puentes, más que Venecia y Amsterdam juntos. Con más de 90 consulados Hamburgo ocupa el segundo lugar en el mundo después de Nueva York.

Interesante esta ciudad, y nosotras íbamos a conocerla un poco más de cerca.


Ruta:






Día 1

Llegamos a Hamburgo a la hora de comer, y enseguida nos fuimos a dejar las maletas al NH Hamburgo que era el hotel que nos habían reservado. Un lujazo de hotel, tenía una pedazo de sala de estar con una cocina, todo enmoquetado y lleno de espejos, y luego separada por una puerta corredera estaba la habitación, el water en un lado y la bañera y la pica en otro. Vamos el mejor hotel en el que ese momento había estado.

Enseguida dejamos los bártulos y nos fuimos a investigar la ciudad.

Pasear por la ciudad es no parar de contemplar afiladas iglesias y lujosas fachadas.


Sus calles, tan extravagantes como únicas, eran idóneas para zambullirse en ellas y buscar lo que no se sabe ni qué buscar, la moda era igual de extravagante que las calles en la que se exponía.

Los nombres de las calles, como casi todas las palabras en alemán, eran impronunciables, como para preguntarle a alguien por alguna calle!! menos mal que llevábamos nuestro mapa y con señas o en inglés nos hacíamos entender.

Se hizo de noche y nos entró bastante hambre. Cogimos el mapa y al azar fuimos al lago Alster y de casualidad nos encontramos con que estaban celebrando la fiesta Alstervergnügen, una fiesta de cuatro días y en un total de 15 escenarios que se presentaban artistas musicales de todos los estilos, danzas, teatro, deporte, representaciones artísticas y además placeres culinarios. "Qué bieeeeeeeen!!!!"

Lo primero fue comernos unos bratwsburgs hechos en unas brasas superenrrolladas, que iban subiendo y bajando con un manivela según iban cogiendo color las salchichas, tecnología alemana...

Unas copichuelas en los garitos que habían con buena música de fondo, y vuelta al hotel a descansar que al día siguiente nos esperaba tour a saco por la city.




2 comentarios:

Je, je, "Feuerwehrzufart" no es el nombre de ninguna calle... quiere decir salida de bomberos ;-))

Si es que el alemán no es lo mio...jejejeje!! gracias por la aclaración!!!

Publicar un comentario en la entrada